Víctima de nuestras frustraciones!

Se busca. La hoguera se queda sin leña.

 

Pobre hombre, le tocó cargar con toda la impotencia de 4 millones de personas, que son presas de su propio imaginario social.

Érase una vez…

Un ídolo de muchos, esperanza para demasiados. Pero un mal momento lo hizo pasar de héroe a villano…

Es increíble que tan arrogantes podemos llegar a ser. Por qué todos creen poder hacerlo mejor? (Y claro, conociendo el artificio, todo luce muy sencillo). Es interesante! Deberíamos poder canalizar todo nuestro odio en algo más productivo, como botar las puertas del Plenario, hacer arrestos ciudadanos, limpiar los ríos, sacudir nuestra conciencia electoral o esforzarnos por ser consumidores más inteligentes. En cambio, hacemos víctima de nuestra pasión a este pobre hombre. Saborio (No fue ese mae el que nos llenó de orgullo cuando fue nombrado la mejor contratación de la MLS el año pasado, por encima de Henry?). Nos rebajamos a una dinámica digna sólo del coliseo romano. Vivimos entre trivialidades, en un estado de negación (para una mayoría). Olvidamos muy fácil…

 

 

 

 

Leave Your Comment

Name (required)
Email (required)
Website
Message